domingo, 4 de marzo de 2012

Bizcocho: hoy, sin horno.


Ayer amanecí sintiéndome a partes iguales amish y victoriana; queriendo ser de la época de mi abuela o como la hermana Bernarda... Me explico: de repente ansiaba hacer todo en la cocina con mis manos y poco más... Me sobraba todo (o casi, je, je) y me estorbaba lo demás..., que me paso media vida ideando cómo conseguir meter más cosas en mis alacenas y ya estoy harta!... Y que además estoy "vendida", que me quedo sin luz dos días y estoy perdida cual pulpo en un garaje, que todo lo hago con las dichosas maquinitas eléctricas...



Fueron una serie de "flashes" los que me condujeron a tan "desesperada" situación. Primero la señora de la ferretería -en la que sucumbo a cantidad de tentaciones- me decía (craso error por su parte) que su señora madre había tenido en toda su vida dos moldes... Dos moldes!!! E inmediatamente sentí que yo quería eso también: un par, tres moldes a lo sumo, con los que hacer todas mis tartas, bizcochos, pies y galettes... Luego fueron esas fotos de utensilios antigüos a manivela de los que Marta (si, tú ;-P) ya me hablaba en el verano, como por ejemplo la ralladora de frutos secos que ella aún tiene por casa, y que de repente me parecieron "encantadores"... Que a mí me "hace falta" la Thermomix, la amasadora, la batidora, la picadora, la licuadora, la tostadora, la sandwichera, la GM, el HTC, la plancha eléctrica,..., pero, a dónde vamos a parar? Por si fuera poco, un catálogo de "Tuperware" cayó en mis manos casualmente por la serie "sin electricidad"..., qué sencillos utensilios tan prácticos y bonitos!: para montar claras y nata, para picar verduras o patatas, para rallar chocolate, frutos secos y queso...


Y con éstas, me metí en la cocina a "seleccionar"..., se me olvidó que yo no se seleccionar, que nunca he sabido, que eso ya lo sé desde que estudiaba en Santiago...; que llegaba Silvia y en un folio -y a letra grande- resumía un tema y se quedaba tan ancha y luego sacaba matrícula! Y yo me lo estudiaba "todito todo" "por si acaso". Que no, hombre!, que yo paso sin solución de continuidad de "con un batidor y un bol me arreglo" a "no puedo vivir sin esos tropicentos cachivaches, que cada uno es para una cosa distinta". Así que apenas aligeré nada, a lo sumo repasé lo que tengo y se me había olvidado (que esta semana compré moldes cilíndricos para cañas y ya los tenía!!!, hay que fastidiarse!)


Bueno, sí! Me llevé la slow-cooker para el trastero -que así me paso la otra media vida, subiendo, bajando e intercambiando cosas- porque en un momento de clarvidencia decidí que era un armatroste estúpido: no deja de ser una olla en la que metes agua y un molde cerrado y cocinas al vapor..., y para eso, tanta "leria" (esto no quita que las tartas de queso salen apoteósicas, pero no tengo claro que no salgan igual en una marmita de agua, al baño maría). Y una se pregunta, ¿por qué no vi esto tan claro antes de comprarla?, ¿por qué por aquel entonces decidí que "era imprescindible para mi vida?"..., en fin!


Y como una cosa lleva a la otra -y aunque no conseguí seleccionar, pero lo deseaba-, pues que para empezar he decidido prescindir del horno..., que no!, que no!, que sólo es que me apetecía hacer algo así en plan "supervivencia", o dicho de otro modo en plan "MacGiver de la cocina"... Que eso es en definitiva el calor de hogar: que se va la luz dos días -por un temporal por ejemplo- y de repente apareces tú con un café "de pota" echo en el "camping-gas" y con un bizcochito, también del "camping-gas"... y aparte de babeando los dejas a todos estupefactos..., y ese se convierte sin duda en uno de esos momentos en los que podemos atrapar la felicidad, o no? Así que hoy: bizcocho sin horno y sin ningún aparatito eléctrico..., que hasta de la vitrocerámica podía haber prescindido, aunque no lo hice..., que una se ha ido haciendo cómoda a base de tantos "trastos superfluos", ja, ja.


Resultó un bizcocho denso y jugoso, extraordinariamente bueno..., la cobertura de melaza, uhmmm!, exquisita! Éste era quizá menos denso e igualmente jugoso..., no sabría escoger! Nos lo enseñó Lolah: magnífica receta, como siempre!

Usé: un bol, una cuchara para echar los ingredientes, un batidor de varillas, una lengua para "rebañar", una olla con agua y un molde de flan con tapa de 20 cm..., vamos, mis manos y poco más, ja, ja.

Tan sencillo como:
Batir 120 gr. de mantequilla blanda con 129 gr. de azúcar (curioso, no?).
Añadir 2 huevos ligeramente batidos, ralladura de limón y 2 cdas. de leche.
Por último: 175 gr. de harina y 1 cta. levadura química.
Engrasar molde de 20 cm. y en el fondo disponer 3 cdas. de almíbar dorado (nosotras pusimos golden syrup)
Verter la mezcla, tapar el molde (con su tapa o de manera segura con "albal") y poner en olla con agua hirviendo (agua, cuando menos, por la mitad de la masa).
Bajar el fuego de modo que el agua hierva suavemente, tapar la olla y hacer el bizcocho por una hora.
Comprobar con aguja el punto de cocción. Si no precisa más tiempo, reposar unos minutos en el molde y luego desmoldar.

63 comentarios:

  1. Parece imposible que haya salido un bizcocho como este dentro de una olla con agua... Me ha encantado la idea.
    Besitos
    rosa

    ResponderEliminar
  2. JAJAJJAJA,como te entiendo..A mi no me gustan los cacharros!!!siempre usos los mismos,y aun así tengo un montón guardados.Gracias por compartir este estupendo bizcocho bs

    ResponderEliminar
  3. É PRIMEIRA QUE VEJO UMA RECEITA DE UM BOLO QUE NÃO VAI AO FORNO.
    MAS PELO ASPECTO ELE FICOU UMA VERDADEIRA DELICIA.
    BOM FINAL DE DOMINGO
    BESOS

    ResponderEliminar
  4. qUE RAZON TIENES, CREO QUE TODAS PECAMOS DE EXCESO DE CACHARROS, PARA LUEGO USAR SIEMPRE LOS MISMOS...
    TE HA QUEDADO PERFECTO.
    BESOS

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que no soy muy "cacharrera", pero en mis armarios ya no cabe ni una alfiler. ¿Cómo prescindir de los "adelantos"? Pues mira, nos has dado una clase magistral. ¿En una olla con agua, se puede conseguir algo tan hermoso y rico?. Pues habrá que vivir la experiencia porque parece imposible.
    Una receta estupenda, y la presentación ¡preciosa!

    Un besín.

    ResponderEliminar
  6. Tengo que probarlo porque me parece de lo mas apetecible.

    besos
    http://saboreandolasestrellas.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Ufff.! Preciosa entrada, fantástica.Pero, a mí.... que no me quiten mis cacharrinos, que me apaño fenomenal con ellos :)
    Un besín y enhorabuena por esta entrada tan original.
    ..Y feliz semana!!

    ResponderEliminar
  8. Bueno, bien , digamos que puede ser una vuelta atrás después de pasar por todos los adelantos habidos y por haber; hay días en que apetece pasar la salsa por un pasapurés porque ya estas harta de la textura que deja la thermomix, por ejemplo.Así que está genial la vuelta de tuerca que le has dado hoy a la cocina.
    El bizcocho fantástico , en cuanto le diga la técnica de cocción a mi amiga Trini, lo prueba.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Si es que ahora nos sobran la cuarta parte de las cosas..fijate que simple y que buena pinta tiene! tomo not que nunca lo he hecho asi...un besazo

    ResponderEliminar
  10. oooooohhhhh y dices que no eres mañosa jajaj no sabia que se podian hacer bizcochos cocidos....yo soy super fan de los cacharros jejej y cuanto mas raritos mejor jaja...si te cuento que ahora mismo estoy haciendo unos flanes en bote de cristal para poder cerrarlos al vacio jajaj (es que somos 2 y asi no hay que comerlos tan rapido jeje)

    ResponderEliminar
  11. que interesante, para cuando se me vaya la luz puedo hacer igualmente bizcocho, que bueno

    ResponderEliminar
  12. Lo que me he podido reír con el momento "por qué no pensé ésto antes de comprarla?" jajajjajajaj
    Pues porque nos gusta todo lo que vemos y si no ya has visto mi entrada de hoy.
    Eso sí,fantástica lección me has dado hoy, en una olla!
    Y además con un corte PERFECTO.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  13. Hola Calohe.

    Esto me hace pensar en cómo cocinaba mi abuela, por ejemplo, o mi madre, sin ningún tipo de utensilios, pues lo hacían y fenomenal. Y es que ahora nos llenamos de trastos para hacer cualquier receta. Me ha encantado la entrada de hoy, nos has demostrado tu habilidad en repostería y nos has dado una magnífica lección. Además el bizcocho te ha quedado buenísimo y superligero, ideal.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Comparto totalmente tu pensamiento, me encanta tu entrada, y el bizcocho perfecto. Tomo nota ya que nunca lo hice así.
    Bs.

    ResponderEliminar
  15. Me he reído con tu entrada,yo no tengo muchos cacharros ,ni thermomix ,solo una batidora,y de momento me voy arreglando,pero se me apetecen muchas cosas sobre todo los moldes para bundt .Mi madre todavía tiene la pota de hacer bizcocho al fuego y salen bien ricos.Tomaremos nota de este sin horno por si nos quedamos sin luz.besinos

    ResponderEliminar
  16. He tenido que volver a ver las fotos para creerlo, parece increible, pero cierto!!!
    Es verdad, mi madre tenía 3 ó 4 moldes, unas varillas y poco más y hacía unos postres exquisitos, no eran cupcakes, no eran macarons, no existía el fondant, pero nos chupábamos los dedetes!!!
    Así que, tienes razón, hay que volver atrás y pensar que se pueden hacer mararavillas como este bizcocho con 4 ingredientes y sin horno, increible!!!

    ResponderEliminar
  17. Me has hecho sonreir, recapacitar,.. y babear con ésta receta que nos traes hoy!!! si es que parece increible ;-)) ,...

    Por cierto, gracias por la recomendación de las rosquillas , ers un sol,..

    un besazo

    ResponderEliminar
  18. ja,ja....si es que estamos poseidos por las maquinas, mi abuela hacia los bizcochos en una cazuela horno, se ponia un cacharro al fuego y luego encima la cazuela tapada y todavia recuerdo los bizcochos tan ricos que hacia


    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
  19. a mi con los cacharros me pasa lo que a ti. Si prescindo de alguno luego tengo que volver a comprarlo y mas de una vez lo he comprado por duplicado, un desastre.
    No tenia ni idea de que se pudiera hacer un bizcocho asi.
    Mi madre lo hacia en una cazuela con un agujero pero sin agua, la verdad la salian fenomenal!!

    ResponderEliminar
  20. Ahora tengo que comprar un camping gas y buscarle sitio jejeje.

    ResponderEliminar
  21. Por mucho que quisiera no podría prescindir de nada!! ;)
    No, en serio, desde luego que sí. No hace falta gran cosa para hacer delicias.
    Y a veces nos complicamos tanto la vida... tanta máquina para luego de cocinar pasar una hora limpiándolas!!!
    El bizcocho se ve exquisito, tengo que probar a hacerlo

    ResponderEliminar
  22. wow, no se me hubiera ocurrido hacer un bizcocho al baño maría... y viendo el tuyo creo que lo voy a hacer, porque te ha quedado genial, se ve muy tierno y esponjoso! además como tu dices, nunca esta mal volver a los tiempos cuando no se nevesitaba luz y todo iva perfecto jaja
    besos

    ResponderEliminar
  23. No se si me gusta más tu bizcocho o tu entrada, ¡es fantástica!. Mi marido no cansa de repetirme: Ana, cualquier día de estos te van a caer los armarios de la cocina de lo llenos que los tienes y es verdad, los escaparates de las ferreterías y de las tiendas no paran de llamarme y de tentarme, ¡que malones! y si que es verdad que posríamos prescindir de todos los utensilios modernos que tenemos ahora y que viviríamos igual y que nuestro ingenio se desarrollaría un montón, pero también es verdad que nos facilitan mucho la labor y con lo escasos que andamos de tiempo, eso también se agradece.
    ¡Preciosa entrada!. Un besin

    ResponderEliminar
  24. Abducida me has tenido con tu entrada. Entro un segundo a mirar por encima mientras me tomo el café para irme pitando al trabajo, y me encuentro con este precioso relato que me ha encantado, que por supuesto comparto (siempre necesitamos algo más que es imprescindible) y me deja totalmente descolocada: Un bizcocho sin horno!!! no había oído nada igual en mi vida. 129 g de azúcar? me quedo muerta. Esto tengo que verlo con mis propios ojos, aunque ya tus fotos hablan por si solas.
    Un besote fuerte.

    ResponderEliminar
  25. No tenía ni idea de que se podía hacer un bizcocho de esta manera.Gracias por enseñarme, realmente me ha parecido muy curioso.
    Yo me doy cuanta de los cacharritos que tengo y no utilizo cuando voy de camping.Con una cazuela, una sartén y mi cuchara de palo cocino de maravilla. Bueno, para ser sincera, hay veces que echo de menos hacer un algún postre en la Thermomix...ja,ja.
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  26. Esa es la grandeza de crecer, que una se da cuenta de que menos es más. A mi me sobra todo, estoy en esa fase, la de aprovechamiento. A lo largo de la vida uno se va empachando de cosas, y hay que purgarse!
    Un bizcocho así seguro que no empacha, y si la ración es justa mejor!
    Abrazos, que eso nunca sobra.

    ResponderEliminar
  27. pero qué fuerte, en la olla!!! te le super copio jajaa. Me he reido un montón leyendo esta entrada creo que todas nos identificamos un poco...seleccionar es difícil!!!!!! muy difícil!!! ay dios donde vamos a llegar jajaa

    ResponderEliminar
  28. Tu idea es genial, ya la probare, me encanta eso de la cocina de supervivencia...

    ResponderEliminar
  29. un bizcocho super curioso,ahora habra que probarlo!
    saluditos.

    ResponderEliminar
  30. Grande, eres muy grande! Y el bizcocho espectacular!! Besos

    ResponderEliminar
  31. Ja ja ja!! qué rebelión. Tienes razón, nuestras madres hacen maravillas sin apenas trastos...me ha encantado el bizcocho y la entrada. Un besín.

    ResponderEliminar
  32. Mi niña linda !!!!

    Me has arrancado una sonrisa jaja....cuánta razón llevas !!!
    Tanto cachivache que nos resulta imprescindible hoy en dia y antiguamente con lo esencial se arreglaban perfectamente y con resultados mas que satisfactorios.

    Yo sigo pasando la salsa de tomate por el pasapurés como antes..... por la thermomix no me gusta, me sabe a máquina y encima queda con el color de una botella de butano :) no se por qué razón pero sale anaranjada .....enfin maniática que es una.....

    Eres la caña , contigo no pueden ni los cortes de luz , aúpaaaa mi Calohe !!!!

    Besinos mil.

    ResponderEliminar
  33. Ah y lo de 129 g de azúcar ?........Curioso de verdad ;)

    ResponderEliminar
  34. jajaja, casi me creo que te querías sacarte el horno de encima!!! ;P tendré que hacer este bizcocho, que tiene una buena pinta... besitos y feliz semana guapa!

    ResponderEliminar
  35. Genial este bizcocho. Es verdad, como un día nos quedemos sin luz, nos vamos a ver más perdidas... Un besazo

    ResponderEliminar
  36. La verdad es que es muy bonita la receta, pero en casa de mi madre, cuando era pequeño, no había horno sino una cocina de gas de cuatro fuegos y se hacian bizcochos (queques que se dicen por aquí) sin problemas. El cacharro usuado para esos queques es el que aparece en esta entrada: http://www.blogseitb.com/recetasdecocina/2009/08/31/bizcocho-en-cazuela/ Y que puedes hacer en la camping-gas. Saludos

    ResponderEliminar
  37. Pues si, tienes toda la razon con el tema de los aparatos electricos, la luz se va, y no sabemos vivir, la gente que no tenía horno, hacia los bizcochos en el gas, ya fuera en la olla a presion o en la olla con un agujero en medio que lo mismo servia para un bizcocho que para un asado de pollo o de pescado, en fin para varias cosas.
    El bizcocho te ha quedado alucinante, yo me apunto al gas.
    Enhorabuena y besitos

    ResponderEliminar
  38. Si es que a veces tanta técnica solo nos complica la vida. Tu bizcocho muy rico.
    Buen día

    ResponderEliminar
  39. Se ve fantástico y lo de 129 g .....
    La manera de hacerlo al vapor es tipo los pasteles ingleses tipo Christmas Cake.
    Lo de acumular cacharros no pienses que solo es problema tuyo, creo que muchas pecamos de lo mismo y yo me incluyo. El problema viene cuando tienes poco espacio....
    Besos

    ResponderEliminar
  40. Me olvidaba de felicitarte por las preciosas fotos!

    ResponderEliminar
  41. ¡que bien me vendria prscindir de el horno! es que esta como una cabra jajaja y que bueno seria tener eso, solo dos moldes, pero que dificil lo veo.......
    el bizcochito mas que rico y se ve de esponjoso, ¡ummmm!

    un besote guapa

    ResponderEliminar
  42. Es verdad, cuantas cosas llegamos a tener y queremos tener más, es increíble!. El bizcocho se ve ideal, que forma tan original de cocinarlo. Besos

    ResponderEliminar
  43. jajajajaja, qué bueno!! Si es que no nos basta con lo que tenemos!! Me parece bien curiosa esta manera de cocer el bizcocho!! Un besote!!

    ResponderEliminar
  44. me encantaría tener más espacio para llenarlos de cacharritos, siempre hay un momento para cada uno :D
    Tu bizcocho me parece increíble, el aspecto es insuperable
    Besazos

    ResponderEliminar
  45. Que bizcocho mas apetecible!!! a veces con lo minimo salen una cosas maravillosas ..sin tanta tecnologia.Besitos

    ResponderEliminar
  46. Creo que has hecho una reflexión que se nos ha pasado a todas por la cabeza alguna vez, la pena es que dura poco (je,je,je).

    Yo ya no tengo sitio para nada y también acabo de estar haciendo algún pequeño trasiego para ver si así me cabe algo más. Somos incorregibles pero bueno, tampoco hacemos daño a nadie así que para qué vamos a cambiar.

    Me encanta la receta de hoy, es como si tuviera algo de magia. Es de esas que cuando las pones en la mesa dejas a todos con la boca abierta al contar cómo lo has hecho. Ay, esos pequeños momentos son la esencia de la felicidad.

    Un besito,

    Sacer

    ResponderEliminar
  47. El minimalismo, al menos en la cocina, no está hecho para mi, a mi me gusta tener abundancia de todo: de moldes, de ingredientes, de cacharritos.
    El bizcocho fantástico, imagino que al no estar hecho en el horno, estará jugoso 100%, vamos no se habrá resecado para nada y no viene mal para saber que aún sin horno podemos conseguir un maravilloso bizcocho, es que eres un as.
    Un besito

    ResponderEliminar
  48. Eres tremenda, me he reconocido varias veces en tus líneas, yo tengo mi casa llena a rebosar de artilugios IMPRESCINDIBLES, pero lo gracioso es que cada vez que me he comprado uno nuevo y he tirado un montón, el espacio vacío solo lo fue durante un tiempo porque poco a poco, lo he vuelto a llenar y no creo que tenga remedio la situación...

    De momento, quiero ahora mismo esa cafetera y esa jarrita que me puedo morir de lo divinas que son, impresionantes de preciosas!!

    Ahhh, y el bizcocho se ve riquísimo pero páso de tu fórmula por muy atómica que sea, donde esté mi horno, que se borre lo demás

    biquiños y buen día

    ResponderEliminar
  49. Yo lo confieso: soy muy caprichosa, y en todos los sentidos, no solo en lo referente a artilugios de cocina. Mañana tenía pensado pasarme por alguna tienda donde venden de estos artículos que tanto nos gustan, y leyéndote casi que me están entrando remordimientos de conciencia. ¿Y por qué? Porque es verdad que no necesitamos tanto. Si incluso personas que pensamos que son "imprescindibles" hay algún momento en que dejan de serlo. ¿Por qué no lo iba a ser cualquiera de esos cacharritos?

    Ya se ve a las claras que para nada se hacen imprescindibles esos artilugios. Una simple olla basta para conseguir un bizcocho como el que se ve: esponjoso y jugoso, y hecho al estilo de nuestras abuelas.

    Buena lección. Limpiemos nuestra conciencia.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  50. ¿¿Dos moldes??
    Para qué quiere una un horno si solo tiene dos moldes?? No, no, no, no, no!!!
    Si yo tengo unos cuántos, y aún me faltan tropecientos mil para hacer un montón de cosas... Dos armarios llenos de moldes, necesitaríamos!

    Me encantan esos bizcochos tan british, hechos en olla, así que me voy a llevar la receta. Permíteme que la guarde bajo el título Bizcocho MacGyver, porque me ha encantado!! Y la verdad es que el cortecito tiene buena pinta ;)

    Un beso!!!

    ResponderEliminar
  51. En casa tengo de todo para cocinar,pero cuando estoy en casa de mis padres no, y cocino lo mismo que te parece? sin nada también se puede. Tu bizcocho y manera de cocerlo me tiene anodadada!!! lo tengo que probar. Un beso guapa:))

    ResponderEliminar
  52. abogo porque la vena amish te dé más a menudo y nos deleites con estas maravillas jajaja

    besotesss

    ResponderEliminar
  53. Hola! me ha encantado tu blog. He descubierto esta página www.cazarecetas.com, donde puedes subir tus recetas, promocionar tu blog y ganar un dinerillo ocn ellas. Echale un vistazo a ver si te interesa.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  54. Uauuu cualquiera dice que no está hecho al horno, me parece una idea buenísima.
    Saludos

    ResponderEliminar
  55. jajaja..me he sentido identificada pero es que lo has explicado tan simpático y tan real..me ha encantado. LLegué a tu blog de casualidad y me quedo encantadísima...

    Muaks
    Carmen
    www.dietamediterraneasana.blogspot.com

    ResponderEliminar
  56. me encanta este blog, de lo mejor que he visto. podrias poner la receta de la bizcochada de puentedeume?. gracias

    ResponderEliminar
  57. puedo utilizar caramelo en el fondo,hay que tapar la olla con la tapa,el molde me imagino que tendra que ser el doble de alto que la masa y cuanto de agua habra que ir echando cuando se vaya consumiendo,espero que me puedas reponder a todas mis dudas me gustaria hacerlo un saludo y gracias

    ResponderEliminar
  58. Anónimo, sí puedes poner caramelo en el fondo, de hecho el otro que tengo publicado lleva caramelo; como dices, masa no debiera sobrepasar mucho la mitad del molde; si pones el agua a hervir de forma que sólo se estremece y dado que la olla va tapada con su tapa -ideal transparente para vigilar el proceso- (el molde también tapado, con albal), el vapor cae de nuevo al agua y no necesitarás reponerla.
    Espero haberme explicado con claridad. Es un placer tenerte en mi cocina. Besos

    ResponderEliminar
  59. calohe me imagino que lo has echo en la vitro yo no tengo gas,segun leo que si el molde no tiene tapa,lo tapo con un albal y lo de la tapa te refieres a una olla normal con una tapa de cristal para poder ver de vez en cuando el bizcocho me imagino que a ratos habra que abrir la tapa de la olla y el papel albal para ver como va el bizcocho,no tengo molde con tapa,pero veo que tu monde el chulo con su aguijero en el centro y me imagino que el tuyo tenia tapa me tendre que buscar uno gracias. Un beso

    ResponderEliminar
  60. Anónimo, lo hice en la vitro. Molde es suficiente lo tapes bien con albal y sí, me refiero a una olla normal con tapa de cristal; no conviene que andes ni levantando la tapa de la olla, ni apartando el papel albal!, sólo fíjate que el agua se "estremece" continuamente y cuando haya llegado el tiempo aproximado, entonces sí miras con cuchillo el punto de cocción... Ya me contarás!

    ResponderEliminar
  61. hola calohe he hecho hoy el bizcocho y me ha salido bien lo unico es que le echado demasiado caramelo en el fondo,por lo demas bien,la proxima vez voy a probar sin caramelo solo encamisarlo con mantequilla y harina a ver si vale,por lo demas todo bien,lo mismo que te pregunte me gusta contarte que lo he hecho y me ha salido bien.Un saludo y gracias

    ResponderEliminar
  62. que es licor golden syrup,lo podria cambiar por otra cosa.

    ResponderEliminar
  63. Hola Rosa! El golden syrup es un derivado de la caña de azúcar, una melaza clara; un jarabe de maíz, un sirope de arce, una miel clarita o incluso caramelo podrían ir bien para sustituir...
    Besotes! Un placer verte por mi cocina!

    ResponderEliminar

Tu comentario es una puerta que se abre ... ¡gracias por dejarme pasar... y gracias por estar! Si no tienes ninguna duda o pregunta, lo más probable es que nos veamos en tu cocina...